Acto de amor artístico (Son-etho III)



III

ACTO DE AMOR ARTÍSTICO

Resuelva el aire en sutiles quejidos,
que yo de ti adolezco vana y presa,
abierta a tu estirpe de fuente terma
reptando por el pretil del suspiro.

Ya me tañe este abandono instintivo
de mí misma y centro mío que anhelas
con locuaz sonido de barranquera:
De mi cóncava lente a tu gemido.

Me derramo en ti repleta en mí misma,
me abarcas tú para necesitarte.
Me cuelgo con mis yuntas de tus hijas,

libada, loca, ida por inundarte
de mi agua caliente que vivifica
tu frente y mi frente limpias: nuestro arte.

* * *

2 comentarios:

  1. Te dije que soy lento leyendo pero constante. El último verso lo veo forzado y no cierra bien el soneto. Por otro lado, no permitiré que te pase lo mismo que me pasó con mi Rosa de Jericó, que nadie veía erótico: si algo derrocha este soneto son feromonas, soplidos de Eros y sensualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, reconozco que aunque temáticamente está ahí el giro, la clave, ese verso también se me atranca (aunque hay alguno por arriba que me chirría algo más, el de la barranquera, si no fuera por esa fonía de la misma palabra que cito)...pero...ooooohhhh, con ese final de tu comentario, mira, ya es como si me hubieran dado el premio nobel por este peomarito, jejeje.....¡¡¡¡por fin!!!
      Cuando leí tu Rosa de Jericó me acorde de él, lo pensé..., me dije, a ver si Raúl lo lee, a ver qué dice....:)

      Algún día te contaré su inspiración..aún me recuerdo escribiéndolo.
      Un beso y muchas gracias, Raúl

      Eliminar