Soneto de la comunicación (Son-etho V)




SONETO DE LA COMUNICACIÓN

Mas yo, mas yo, mas yo... Es el cohibido
asomo de caridad en celada
consentida bajo la urbe nevada
que sotierra inmaculada tu lívido

rostro de aposento muerto, bramido.
Mas tú… más tú, más tú: La trepanada
fantasmagoría que fiel se evada
del continente y silente descuido

de los emblemas como signos puros.
Sin paz para devenir, golpeados,
barremos hacia nuestro ciego embudo

la asible utopía del sueño amado.
Más tú, más yo, más todo: el conjuro
en sinergia que es el lenguaje humano.

* * *

2 comentarios:

  1. Hay un crescendo hacia la mitad del primer terceto que continúa en el segundo terceto, que me encanta. Si cierras bien el poema ya tienes las mitad ganado. Los cuartetos un poco más flojillos. Me despisto con ellos. Igual soy yo. : /

    ResponderEliminar
  2. Reconozco su hermetismo, yo misma lo reconocía en esos cuartetos al escribirlos..la clave intenté dársela con esos "mas" con tilde y sin él, y la iconología tan recurrente sobre el paisaje del alma/paisaje externo. Es de los son-ethos más "parecidos" a la poesía que normalmente practico o me sale, no obstante habla del tema que me obsesiona, quizás por ello tan críptico al principio (cuesta arrancar sobre lo que más se escarba, donde se sabe que está la piedra en vez de la tierra blanda).
    Un beso y gracias, Raúl

    ResponderEliminar