Soneto de la memoria (Son-etho II)



II 

SONETO DE LA MEMORIA

En los instantes perpetuos avanza
el conocimiento hoy conseguido
a través del recuerdo perseguido
que, como un adarve, la vela lanza.

Y sucumbimos en ciega templanza
por sensatos ante ayeres vividos,
pues proclamamos tiempos ya perdidos
lo que nos sucedió sin desconfianza.

Mas gestos imborrables de abandono,
sellos, llevamos al altar caído
de la menospreciada huelga lesa

de las emociones, no más que icono
de gráciles alegrías, vahídos
depositados bajo el alma impresa.

* * *

2 comentarios:

  1. Los tercetos mejor que los cuartetos. …no más que icono de gráciles alegrías… es la cresta de esta ola.

    Los endecasílabos que se apoyan en la 5ª sílaba no los puedo tragar, je, je, je… Tal vez sea eso lo que les pasa a los cuartetos. Además, cuando caigo al cuarto y octavo versos me han parecido forzados.

    ¿Son estos poemas ahídos depositados bajo el alma impresa? Je, je, je… No podemos evitar la metaliteratura.

    ResponderEliminar
  2. Llegadas estas palabras de un maestro del soneto como eres tú, me suenan a música celestial, :))..te juro que si cuando los escribí llego a saber que no te gustan los endecasílabos en la quinta, no los habría escrito, ;).
    Así es, no podemos evitar la metaliteratura...ni la metafotografía, ni la metapintura etc etc. Vivimos inmersos en una cultura del grafos en su más amplio sentido, todos lo hacemos, registramos casi absolutamente todo, unos más artísticamente, otros menos, da casi igual: qué va a quedar "impresa" sino el alma, y cómo no vamos a reflexionar sobre ello...pienso, aunque a mí también me produce escozor comprobar que lo hago una y otra vez, pero es que es algo que me preocupa, además de ocuparme.
    En este poemario además, digamos que es su fundamento.
    Gracias por acercarte de nuevo por aquí, Raúl.
    Un beso

    ResponderEliminar