Sonetos del desconcierto (Son-ethos VII y VIII)



VII y VIII 

SONETOS DEL DESCONCIERTO

Este mundo ovillo en el que habitamos...
Esta colmena u hormiguero, romos,
ya desconstruidos, sin más contorno
que la precisa aquiescencia del pacto

sin conocimiento, ni en leve tacto,
de lo que fuimos, ya fueron o somos.
Este yo que nos ajena del otro,
nos desubica del tiempo y su flanco...

Este ego que en individual pausa
se pierde en oído del propio ritmo,
se observa, se obstaculiza sin causa…

Este mundo, que entre todos, culmino,
con fin de que fueron con esperanza,
vertemos en las redes sin sentido…



Fuerza tal la confusión que contemplo
entre fuero interno y de lo total,
que no se nombra, que no existe aval
que avitualle al ente con algún verbo.

Tan quejumbroso en sí mismo, tan terco,
tan lento, tan ciego, tan más casual
de injusto consigo y con los demás,
que en su fortuna nos retorna quietos,

siendo que ya, no más que lo negado
en desmemoria y protesta sin fin,
firmamos la aldaba de lo agorado

por los acéfalos del hoy añil,
que en la loa tuerta con torpe amago
sólo anhelaron comprender lo afín.

* * *

3 comentarios:

  1. El VII me parece un soneto mucho más ligero y asequible en cuanto a ritmo, si bien su contenido continúa siendo críptico y denso. Para mí que el mundo es una excusa para contraponerla al verdadero tema del soneto, que es el ser y el yo. El mundo contra (o en pos) de mí. Pero no me hagas caso, que de psicólogo tengo lo que de astronauta. : )

    ResponderEliminar
  2. Con el VIII me pasa lo mismo que con el VII (bien que estén juntos), que me han entrado musicalmente mucho, sin tropiezos, pero son densos en lo expresado o intuido. Me ha gustado esa loa tuerta. Todo lo que hacemos por escrito puede que sea tuerto. Todos cambiaríamos alguna coma de lugar incluso después de muertos. Todavía no he aprendido a olvidar.

    ResponderEliminar
  3. Fíjate, Raúl, y a mí que siempre me han dado más...mmm..."vergüenza" estso dos sonetos porque los veo transparentes en cuanto a lo que dicen, vamos que aquí casi no hay poeta...sólo "yo" viendo el mundo tal como lo veo siempre, pero yo-yo, jeje, me refiero a yo, sofía serra la persona..no sé..esto de la poesía es una leche muy leche, y más lo de la escritura... hace un momento acabo de anotar en algún lado que escribir poesía se parece al acto escribidor tanto como un huevo a una castaña, je..:), yo em siento llegando al balbuceo por fin y eso me gusta, me encanta.

    Gracias por seguir por aquí, Raúl. Beso sincero y grande.

    ResponderEliminar